Cut crease: No solo para profesionales

La técnica es simple y el concepto bastante básico: marca el pliegue del ojo con un color contrastante y poco o nada de blending. ¿El efecto?: Levanta tus ojos y los hace ver más abiertos.

Lo que necesitamos para esta técnica es:

Una brocha para difuminar, otra para depositar y una brocha más dura para crear el efecto de corte, como por ejemplo una brocha de corrector. Primer de ojo, primer de glitter y un corrector blanco o de un tono más claro que tu tono de piel, de todas formas, si te falta alguno de los elementos, no es el fin del mundo.

Lo hermoso y desconocido de esta técnica, es que puede utilizarse en muchos niveles: desde la locura máxima de un negro y glitter lista para una noche de blondie o una pasarela con mama Ru hasta algo casual y tranquilo para salir a comprar pan.

Primero lo sutil:

Si tu interés es hacer algo que potencie tu mirada pero sea para día, aplicar sombra oscura en la parte exterior y la cuenca del ojo y luego difuminarlo con un color brillante al medio es la forma más simple de hacerlo. Luego, puedes optar por dibujar una línea ligeramente más arriba de la línea de la cuenca para crear ese aspecto de ojo más abierto.

Ahora, si lo tuyo son los colores fuertes y las emociones intensas, necesitarás Un corrector. ¿Para qué? Aplicas la sombra de color oscuro, que no necesariamente debe ser TAN oscuro, y luego con un brocha aplicas el corrector sobre el párpado movible y lo sellas con un polvo claro. Eso marcará una línea drástica y dejará esa parte del párpado lista y preparada para aplicar una sombra brillante o clara encima y que brille con una intensidad deliciosa.

Como tip, si quieres un brillo que realmente destaque, ocupa glitter o sombras con glitter junto a pegamento para glitter. Esto hará que las sombras con glitter tengan más intensidad.

Al principio, tendrás que practicar. Quizás se te ocurra pestañear mucho con el corrector fresco y se corra o el difuminado no quede como esperabas al principio, pero a los pocos intentos te darás cuenta que te ves y te sientes como Beyoncé sobre el escenario y no querrás dejar de practicar el cut crease.

¿Lo más importante?

Sentarse un día frente al PC con buena iluminación, un espejo, una mesa con maquillaje y ver estilos, videos, tutoriales y practicar. Intentarlo con estilos, colores y técnicas distintas para que cuando tengas que maquillarte apurada, sepas exactamente qué hacer y cómo hacerlo.